viernes

TESTIMONIO DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARIA

 historia
historia 
   Imagen  Virgen Peregrina corazón Inmaculado
De los mensajes que varios instrumentos de Dios, nos han entregado, para su difusión se desprende que estamos al fin de los tiempos, a la espera de la segunda venida de nuestro Señor, y la llegada del Reino de Dios.
De esta manera se nos plantea el tema de las revelaciones privadas, cuya función es ayudar a comprender en profundidad la Sagrada Escritura.
No es el objetivo de esta página, tratar sobre el “tema de revelación privada”; para eso existen otras fuentes; aquí se trata humildemente de mostrar, un acontecimiento, avalado por ciertos signos, acaecidos ya por más de 20 años, en Chile.
Se trata naturalmente de un discernimiento personal sometiéndonos humildemente al juicio de nuestra madre Iglesia, a quien corresponde juzgar definitivamente este acontecimiento. Se deja a la libertad y al criterio de los fieles según cada uno lo siente en su corazón.
En este sitio, por lo tanto, se va a dar a conocer la historia de maravillosos acontecimientos y manifestaciones de Nuestra Señora la 
Santísima Virgen, con sus mensajes y signos, acaecidos principalmente en Santiago de Chile, como se dijo por más de 20 años.
Origen de imagen de la milagrosa Virgen Peregrina 
Se presenta parte de la entrevista del hermano Gabriel a Sergio Vidal,  que nos conduce a la imagen de la Virgen peregrina.
Un 12 de Octubre de 1983: Encontrándome en la cocina con mi señora, tomando el desayuno (los niños, aprovechando el feriado, se encontraban aún en cama), de pronto,  María Graciela me dice: "Sergio, ¿Sientes un perfume de rosas?" ¡No! le respondí y aunque no sentí ese perfume, pero sabía que estaba. Ella  me viene a buscar. Con una seguridad absoluta,  aunque no veía ni sentía. Mi esposa me responde: ¿Entonces, cómo puedes saberlo? -Pues, yo sé que me viene a buscar. Replica todavía: ¿Y  a dónde vas a ir? Ella me llevará, interrumpiendo mi desayuno, salí como loco. (Siempre que relato esto, puntualizo que  yo me sentía como "metido dentro de algo", como en un torbellino, una fuerza que me hizo caminar). Llegué hasta la calle Dorsal, y al pasar un bus del recorrido Colón-Oriente, lo abordé. Era algo que me hacía avanzar sin saber a dónde, ni a qué destino conocido. Ese bus prosiguió por calle Compañía, hacia el Centro.
En la esquina de Almirante Barroso, se hallaba un Sacerdote y detrás, en Huérfanos, se encontraba la  Basílica del Salvador. Viendo al Sacerdote, descendí del bus, considerando su presencia como una señal. Me dirigí a la  Basílica y avancé hasta los pies de la imagen de la Virgen del Carmen, me hinqué y empecé a rezar el rosario. Llevaba apenas una decena, cuando llega el sacristán, y me advierte que es hora de cerrar el templo, ¿y la Misa? pregunte. Ya fue celebrada por el Sacerdote que estaba en la esquina, me aclaró.
Salí de la  Basílica, y nuevamente me vi envuelto por esa "cosa" que aún no he logrado definir ni explicar. Empecé a caminar y caminar, hasta que llegué a calle General Mackenna con Mapocho: ¡Puros prostíbulos! Toda la manzana eran prostíbulos. Allí experimenté un gran temor. ¿Me estaré volviendo loco?, ya que me paseaba de esquina a esquina, sin saber qué buscaba, ni por qué me encontraba allí.
En un momento dado, fueron abiertas las ventanas de una de esas casas y pude ver a través de los vidrios una imagen de la Santísima  Virgen, puesta sobre un pilar. Verla y empezar a sentir su voz fue todo uno. Esa voz me dijo: "Yo soy el Corazón Inmaculado de la Encarnación del Hijo de Dios". Desde afuera le contesté: "Madre, ahora sé porqué me trajiste: para que te saque de aquí "Ese fue el inicio de la Historia de la  Imagen.
Golpeé  la puerta y salió un señor, el que me atendió. Le hice la pregunta. ¿Vende Usted esa imagen? Sí, me respondió. (Se veían otros artículos semejantes, también en venta). Le pregunté por el origen de la estatua de María. No sabría decírselo, pero el artista que vino a retocar, opinó que parecía ser francesa, y de mucha antigüedad. En un principio tenía el vestido rosado y el manto celeste.
Casi me trastorné  de gozo en ese momento, pero el dueño del negocio la ofrecía en $ 8.000 pesos (del año 83). Yo, apenas  andaba trayendo 2.000. A ello Siguió el acostumbrado "tira y afloja", pero él mantuvo el precio dicho: $ 8.000.-
No tengo necesidad de decir que regresé a casa rebosando gozo.
Ya en casa, le conté todo a María Graciela. Ella, como toda buena dueña de casa, tenía mucho cuidado en el manejo del dinero, y se fue de negativa, aduciendo los gastos de siempre: el colegio la vestimenta, la alimentación...
Al día siguiente, me encontré en la calle con Raquel, una valiosa amiga, que además de ser de nuestro grupo de Oración, era la madrina de bautizo de Gonzalo Andrés, mi hijo menor. Allí mismo le conté lo de "la Imagen de María", y cómo había vuelto a oír su celestial voz. Me extraño que Raquel, oyendo todas esas maravillas, mostraba un rostro desinteresado; era de esos que les entra por un oído y les sale por el otro. Recordé el motivo. Ella era devotísima sólo de la Virgen de la  Medalla Milagrosa. La única valiosa, según ella.
Sin embargo, la invité a pasar a mi casa (pues todavía estábamos en la calle). Eso lo hice "con mi qué", a fin de que me ayudara a convencer a mi señora, ya que de todos modos era un gasto grande, para el cual no se estaba presupuestado. (Esos ocho mil de 1983, serían actualmente (2006), unos 40 mil pesos. No los teníamos.
Al llegar con Raquel, mi señora nos sirvió algo, y yo: iDale que dale, con lo de la  Virgen. Raquel se quedó con nosotros esa noche. Al día siguiente, mientras tomábamos el desayuno, me dice de pronto: "Mira, Sergio. Vamos a ver a tu "famosa" Virgen, (pues ya nuestra tierna Madre estaba haciendo su trabajo). Concluido el desayuno, salimos Raquel y yo, a ver a la  Virgen. Al pasar junto a una pequeña paquetería que hay en calle Dorsal, entró, dejándome a  la espera, afuera. Había comprado un pliego de papel de regalo y lo necesario para cerrar un paquete. Ni dudar que era la  Madre la que desde mi casa estaba trabajando para "sí misma y para mí".
(Hacemos un alto en el relato, en que Don Sergio, mostrando uno de los cuadros de su oratorio, me dice: Ella es. Ahora ya se encuentra en el cielo).
Saliendo ella de la tienda hace detenerse un taxi, diciéndome:
Vamos a ver tu famosa Virgen: Llegados allá, la contemplamos primero desde afuera. Que bueno que aún no la han vendido, y que bella es en realidad. Pero, déjame a mí lo del "regateo". Entramos y el empezamos, mostrando fingida indiferencia. La cosa es que, gracias a su habilidad para el forcejeo, la logró sacar en 5.000 pesos. Eso no fue todo. Luego de pagar, y antes de salir, envolvió la imagen en el papel de regalo que había adquirido previamente. Lo selló y entregándome el precioso bulto me dice: Sergio, este es mi regalo de aniversario de tu Matrimonio. Bueno, yo había pensado regalarte la "Virgen de los Rayos", pero veo que te trastornaste por esta otra. Aquí está. Es tuya.
Abandonamos el local. Hizo parar otro taxi, le cancela de antemano la carrera, diciéndome: Me voy a realizar varias diligencias propias de las damas, tú sabes. Pero mañana  Domingo los acompañaré al almuerzo. Allí aprovecharé para mirar con mayor detención la bella adquisición.
No necesito decir que mi corazón saltaba de alegría. Llegado a casa, en lugar de abrir yo mismo, toco el timbre. Sale mi mujer y dice "¿Qué pasa? Pasándole el bulto por encima del bajo portón, le digo: recíbelo. Entramos al comedor, ella le retira el envoltorio y exclama: De veras que es bonita, pero se ve con tanta suciedad!  Y sin decir, ni preguntar se va a la cocina, abre la llave de agua, y pone la imagen debajo del chorro. Yo quedo paralizado, por efecto del agua se empieza a desprender como escamas de la antigua pintura y descascararse, yo en ese momento pienso qué explicación íbamos a dar al día siguiente a Raquel!  Pensará que nos hemos vuelto locos de verdad! Rápido, tomé uno de los pedacitos que habían caído y salgo para ir a una casa de pinturas  ya comprar un esmalte del mismo tono. Logré lo que quería, y vuelto a casa, me puse a pintarla. Según mi parecer, la dejé bellísima. Cuando al día siguiente llegó Raquel y la miraba y remiraba diciendo: no  sé, pero algo raro le encuentro. Tuve que decirle la verdad. Lo que sucede es que ahora presenta un vestido nuevo, porque pasó esto y esto. Ella volvió a decir: Para mí, quedó hermosísima. Pero posteriormente, en una de las visitas que nos está haciendo, Ella, la  Virgen,  nos aclaró, en un día 21:
"fui yo quien deseé sacarme todo eso que salió, ya que había sido tocada por muchas manos sucias propias de esa casa”. 
Un prostíbulo ¿Cuántas cosas y  manos sucias que debió soportar la Santísima  Virgen?
Ella empezó a ser la  Virgen Peregrina, primero aquí en Santiago. Empezaron a solicitar su presencia, hasta que a los pocos días, se hizo presente una pintora profesional. Nos consultó nuestro parecer sobre el colorido a darle o mantener el que tenía. La opinión de esa persona era que se le diera un tono blanco. Ello me pareció una buena idea, pues yo siempre tendía a compararla con la imagen de la  Virgen de Fátima.
Cuando regresó la artista con la Virgen vestida de blanco quedamos muy contentos. Y ese ha sido el color que ha mantenido hasta el día de hoy.
Agradezco a Dios Todopoderoso  y  a mi Madre Bendita, que se haya fijado en su humilde siervo, en nuestro hogar y nuestra familia, para tomarnos como instrumentos suyos.
Agradezco a todos mis hermanos, en forma especial a nuestros guías espirituales, amigos y consejos;  sacerdotes de la inmaculada Concepción, uno de ellos, sacerdote chileno que se encuentra destinado en Roma. Quienes han estado siempre juntos a nosotros, alentándonos, guiándonos y fortaleciéndonos en nuestra fe, tanto en encuentros personales, como en retiros espirituales con nuestro grupo de oración. También en forma muy especial quiero dar los agradecimientos, a las religiosas del  monasterio de la  Visitación, quienes junto con abrirnos las puertas de su templo, abrieron las puertas de sus corazones a la  Madre Virgen Peregrina y a quiénes formamos el Grupo de Oración.
No puedo dejar de agradecer, en forma especial a mis hermanos y hermanas del grupo de Oración, con  quienes hemos compartido tantas emociones, alegres y tristes. Pero todas ellas nos han enriquecido en nuestra fe y amor.
Gracias a quienes han compartido las emociones de las Misiones;  gracias a quienes han hecho sus aportes, a quienes con sus oraciones, nos han fortalecido en momentos difíciles. Gracias porque juntos hemos compartido la "Misión" de llevar la palabra del Señor a cuanto lugar nos ha sido posible, dentro y fuera de nuestra patria, para contribuir a la extensión del Reino de Dios.
" Para Dios  sea el Honor y Gloria”
Origen de las apariciones en Santiago
Los primeros antecedentes los encontramos a partir de la entrevista realizada por el religioso Hermano Gabriel al instrumento del Señor, elegido por la  Santísima Virgen,  la señora Ximena Vidal, hija de Sergio. 
¿Ximena, cuándo viste por primera vez a la  Santísima Virgen?
 Fue aquí en nuestra casa de los Ediles, en mi habitación en Junio de 1987. En esa  época  yo no creía en apariciones. Para mi eran valederas sólo Lourdes y la de Fátima. Hasta ese período de mi vida yo era otro Saulo.
Mi  padre estaba totalmente involucrado con la imagen de la  Virgen Peregrina, mientras que en nuestra casa, acudía mucha gente, a orar y pedir  la intersección de Maria, en cada una de sus diferentes realidades, la verdad que en nuestra casa  no existía ninguna privacidad.
En esos años  yo trabajaba de día en una oficina de contabilidad, y de noche estudiaba, de modo que mi regreso a casa era entre las doce y doce y cuarto. La  casa  como recién mencionaba, y más aún, en mi cuarto, había  muchas personas, entre ellas sacerdotes atendiendo confesiones.
Esta situación fue provocando un distanciamiento del Señor, aunque yo tenía convicciones religiosas firmes, ya que había estudiado en la Casa de María en el “Instituto Blas Cañas”. Había sido “acólito” y había estado ligada a la Iglesia, que incluso en mis quince años me sentí llamada a la vocación religiosa.
Años después, vino el Señor y me dijo que yo estaba elegida para ser su hija en un claustro. Era lo que yo anhelaba con mayor vehemencia, pero mi  papá no lo vio así, sino que, pensando equivocadamente, creyó que era mi otra hermana la que tenía vocación, de tal manera torció las cosas del Señor. El Señor hubo de “tirarles las orejas”, diciéndole: “Pusisteis los ojos en la otra y la que en verdad era, la descuidasteis”. 
Los papás en el fondo tenemos la responsabilidad de fijarnos y estar atentos para ver cuál es la vocación de cada uno de nuestros hijos. Esa es la enseñanza que nos ha dejado la sagrada familia de Nazareth.
Retomando lo que sucedía en mi casa y en mi pieza con los peregrinos, referiré que una de las noches al llegar y ver toda esa gente, pregunté con rabia a mi padre por qué permitía la entrada a nuestra pieza a gente que uno no conoce y quién sabe qué puede pasar y le dije: ¡Córtala, ya con tú  “cantaleta”! Nunca había increpado a mi padre, sin embargo me encontraba muy enojada; y amargada me acosté sin hacer mis acostumbradas oraciones, sólo me persigné. Me di media vuelta en mi somier sueco y me dormí. ¡Tenía tanta rabia e impotencia! A pesar de estar mi cama al extremo del cuarto, trataba de ignorar a los extraños. 
Eran las dos de la madrugada, aproximadamente, cuando sentí mi cama hundirse; lo primero que se me ocurrió fue pensar que una de las personas, que había estado en casa, pero no, una voz me dice: “Hija yo soy la Madre de Dios”, yo quise llamar, pero veo que Ella con un dedo en los labios, me hizo un signo de silencio y me dijo: “No temas, hija mía” y mostrándome con el dedo índice de la mano derecha me muestra su corazón y me dice: “ Yo soy el corazón Inmaculado de la Encarnación del Hijo de Dios”. Luego me dice: “cierra tus ojos” luego juntó sus manos y añadió: “Hija  mía te necesito, reza conmigo, Padre nuestro, Hijo mío que estás en el cielo,….”. Comprendí que era verdaderamente la Santísima Virgen, porque en mi interior pensaba inicialmente, que era el demonio que se presentaba. Luego me dijo: “cierra tus ojos, por segunda vez, los volví a abrir. Ella se me apareció como la “La Inmaculada Concepción” manto azulino y vestido rosado. ( el mismo que  vestido tenía la Imagen que adquirió mi padre años atrás, antes de ser repintada). Llevaba un sus manos un Rosario. Su rostro estaba siempre sonriente.  
De rodilla le pedí perdón por haber sido incrédula e injusta. Desde ese momento me comprometí a trabajar por ella uniéndome al trabajo de mi padre. 
A Ella no la volví a ver hasta el 8 de Noviembre de 1991. 
Recuerdo ese día, de Noviembre, Ella se posó ese día en el Olivo del jardín de la casa de mi papa. Escuché un zumbido como de abejas y cuando miré era el óvalo dorado lleno de luz. Al ver eso me escondí y una voz dulce me dice: “Hija soy yo, te necesito, ve a rezar el Rosario”. Al momento de rezar el Rosario junto al grupo de oración, entre la imagen del sagrado corazón y la imagen de la Virgen peregrina, aparece nuevamente  el óvalo de luz, de un metro sesenta. Me levanto automáticamente y me hizo ponerme de rodillas y ahí bajo la intensidad de la luz, volví a contemplar el mismo rostro de María Santísima, me hizo rezar el Rosario con los misterios contemplados y me dijo que fuera la portadora de su palabra.  Le pregunte por qué yo y no otra persona, a mi no me van a  creer y me respondió: “Desde el momento  que estabas en el vientre de tú madre el Padre Dios ya te tenía elegida. Serás como un diamante en bruto, el cual el Padre Dios te moldeará a su forma. Desde hoy te prohíbo  leer textos religiosos porque el Espíritu Santo obrará sobre ti para  que des fielmente los mensajes del cielo”.
La Santísima Virgen ha sido mi gran Maestra y mi gran conductora., me ha enseñado como debo comportarme con los sacerdotes y la Iglesia. 
“tú voluntad ha de morir y prevalecer la voluntad de Dios”. Ella quiere  que la parte humana no interfiera en los mensajes del cielo, que ciertamente son un signo de fe. 
El  Rosario lo toma ya sea con las dos manos o con una sola y sobre sus dedos. Para dar la bendición pasa su Rosario a la mano izquierda y da la bendición con la derecha al despedirse. Traza un signo de la Cruz sobre las personas y objetos, a veces teniendo el Rosario en su mano derecha. Ella viene vestida de acuerdo a diversas advocaciones, pero  Ella da la explicación de tal o cual color: celeste, blanco, rosado, con una rosa en cada pie.
Cuando ella está en conversación sólo conmigo, me bloquea, envolviéndome dentro  de su aura, pero a veces Ella ha permitido, estando yo de espaldas  a  los presentes, que vea el rostro de determinadas personas, o bien el rostro de todos los presentes, especialmente cuando están solicitando determinados favores. Ella dice entonces: “Responde a esa persona, esto y esto otro”  Entonces debo dirigirme a esas personas y transmitirles lo que la Madre les ha respondido. Por ejemplo hacerles conocer el pecado en que se encuentran. Hay que aclarar que Ella mira  todos y conoce las intenciones más intimas de cada uno.
La Virgen  me ha pedido  una gran misión. Esta sería quizás la más importante de todas las misiones. Era la de llevar la imagen al Santo Padre el Papa en Roma, en Julio 1992.
Esta misión consistía en presentar la imagen al Papa y hacerle entrega de una carpeta con los mensajes entregados  en nuestra casa, hasta esta fecha.
También la Virgen nos pedía entregáramos al Santo  Padre un manto de color azul de 120 x l20 cm., con siete estrellas doradas en él. Junto con esto deberíamos llevar tres botones de rosas (mes de Julio) envueltas en el manto. Los botones deberían ser cortados al amanecer del día de nuestra partida, envolverlas en el manto y sellar la caja en que serían entregadas al Santo Padre Juan Pablo II, en nuestra entrevista en Roma.
La misión encomendada por la  Madre, fue llevada a cabo, cumpliéndose en forma total, lo indicado por "Ella" en su mensaje. Se cumplió pese a todas las dificultades, tanto de idioma, como económicas.
Nos vinimos con la bendición del Papa, Juan Pablo II, el 21 de Julio 1992, para la imagen de la  Virgen Peregrina y para los que formamos la misión, 7 peregrinos Chilenos y una hermana Colombiana, según indicaciones de la Madre.
La Madre había dicho: “Cuando ésta aparición sea reconocida, en éste manto se obrará un milagro, que será exhibido en el mundo entero.
Después de cumplida esta gran misión, la  Madre nos vuelve a mandar a Roma, en unos años después, ella nos pidió también que en éste viaje a Roma vayamos a Portugal, en realidad a Coimbra, lugar donde se encuentra la hermana Lucía, vidente de Fátima, para hacerle entrega de una  carta, que la Madre del Cielo le enviara. El contenido de esta carta sólo yo  Ximena Vidal lo sé, y debo  mantenerlo en reserva, al igual que otros mensajes que la Madre me ha dado.
Esta misión también fue cumplida al pie de la letra.
De esto había pasado poco tiempo, cuando la  Madre nos pide una nueva misión.
Esta vez en Ecuador. Misión que ha sido una de las más hermosas y completas, la  Madre nos había dicho en su mensaje  “Deberéis ir a la ciudad de Cuenca, donde sus hermanos los necesitan. No solamente irá mi imagen, también irá mí espíritu".
Así fue, se hizo sentir como si realmente estuviera su espíritu entre nosotros, en especial se sintió en los corazones de esos devotos hermanos, sin hacer distinciones de clases sociales, ni culturales, fue como una Madre ama a sus hijos.
En ésta misión recorrió 60 casas, 7 conventos de religiosas, 5 iglesias, 4 pueblos al interior de la ciudad, La cárcel de hombres y de mujeres, la casa correccional, hogares menores, colegios, mercados de abastos, hospitales y clínicas, y como si esto fuera poco,  la Madre nos dio el broche de oro para la misión. 
Su imagen de Virgen peregrina, "Dama Blanca de la Paz" fue coronada en una misa solemne, en la iglesia "San José Vecino", para terminar en una gran procesión por las calles de la ciudad de Quito, con la presencia del señor Cardenal Monseñor Echeverría.
Esperaremos "muy despiertos". Esperaremos  “trabajando" por “los hombres nuestros hermanos" y por “Nuestro Señor y su Madre Bendita”.
De ahí para adelante la  Santísima. Virgen lo ha afirmado: “Desde este Santuario saldrá mi Verdad”.
A estas misiones se deben agregar muchas otras: En nuestro país, por ejemplo, Pudahuel, Las condes, Macúl,  Peñalolen, Curico, Talcahuano y fuera de nuestra patria en: Argentina, Perú, Bolivia, Colombia, México, Ecuador, España, Portugal, Israel, Egipto, Grecia  e Italia. 
Volviendo al tema de las  “Apariciones”, desde 1991, han continuado constantemente.
Hay que tener en cuenta, que las apariciones, son de carácter público y privado. Las privadas son personales para la vidente. Las públicas, es decir que al encuentro pueden participar cualquier persona, cosa que no significa que se vea la Virgen, sino que se escucha el mensaje de la virgen, por medio de la vidente. Estos encuentros se realizan en dos lugares diferentes y en fechas distintas.
Los días 21 de cada mes en el pequeño y hermoso santuario en la casa de la familia Vidal, a las 21 horas, esto sucede en un profundo ambiente de oración. Mientras que los días 29 cada tres meses, en la localidad de Lonquén, a las 15 horas.
Mas adelante vamos a dar a conocer detalles de este maravilloso acontecimiento mariano en Chile, agregando referencias a nuestra vidente, como a ciertos fenómenos que se han dado, en estos tiempos.
Encuentro con su Santidad Juan Pablo II, y Ximena Vidal año 2003, en Roma
Durante el curso de las apariciones de la Virgen  Santísima  a la señora Ximena Vidal, ha habido circunstancias,  fenómenos  y experiencias especiales que sirven muy bien como fundamentos del fenómeno mariano en Chile.
Uno de los tantos hechos significativos, sin duda, es la audiencia que el Santo Padre el siervo de Dios Juan Pablo II, concedió a Ximena el 25 de Octubre del 2003.
Cuando Ximena se presentó al Palacio Apostólico,  la recibieron los Cardenales Sodano y Medina ( Chileno).
En esos días el Santo Padre estaba ya enfermito, por eso el Cardenal Sodano, le comunica a Ximena que la audiencia no puede durar más de quince minutos, así que pasado el tiempo indicado, entra el Cardenal Sodano comunicando el fin de la audiencia, pero el  Papa  le hace un gesto para continuar el diálogo. Pasado este cuarto de hora, entra nuevamente el Cardenal para terminar la audiencia, pero nuevamente el Santo Padre, extiende la audiencia por media hora más. Finalmente la audiencia concluyo a la hora, tal como la Madre le había anunciado a Ximena  con antelación en un mensaje privado.
Volviendo al relato de la audiencia, el Santo Padre le hacia preguntas y ella contestaba con seguridad, a su vez ella le comunicaba hechos y situaciones propias del Vaticano, entre esas, hizo mención de quien sería su próximo Sucesor.
Terminada la audiencia, el Santo Padre la invita a visitar los  nuevos Cardenales, sin embargo, entre ellos estaban presentes algunos de los antiguos. Ella, a cada uno de los Cardenales nuevos, le transmitió un mensaje.
Después de un largo tiempo, le comunicaron a Ximena desde Roma, que habían encontrado la foto de la audiencia y que la enviarían. Se debe considerar que en este intertanto el Santo Padre iniciaba su retorno al Padre Dios, (año 2005).
Muchas personas dudaban de que la audiencia de Ximena con el Santo Padre se hubiese llevado a cabo. Esta foto es un aval por una parte de la veracidad de la reunión y del interés del Santo Padre por estas manifestaciones sobrenaturales. También están los designios de nuestra bendita Madre de dar fe de estos sucesos.
Se ve claramente su acción en este fenómeno mariano en Chile, en orden a la salvación de sus Hijos.
Inmenso es el amor de esta excelsa Madre, que cosas no hace para salvar a sus hijos llevándolos a su hijo Jesús.
Abramos nuestros corazones con humildad y confianza, con docilidad y obediencia.
Más adelante daremos a conocer otros fenómenos y experiencias.
Sean dadas glorias y alabanzas y acción de gracias, al  Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
A ti Mamita Maria, nuestro agradecimiento y alabanza.
Fuente: Ximena Vidal 
ximena con el papa Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos, dejen sus comentarios y sugerencias con el debido respeto,con gusto los tendré en cuenta, Dios los bendiga.

Stay Connected

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...