martes

TESTIMONIO DE LA DIVINA MISERICORDIA EN FILIPINAS

Apariciones a Stanley Villavicencio, Filipinas ( 2 de marzo)


Stanley Villavicencio estuvo clínicamente muerto el 2 de marzo de 1993, por tres días, en los que fue visitado por Jesús, le mostró los pecados de su vida. Jesús durante esta visión le dio la misión de extender la devoción de la Divina Misericordia y le dijo los nombres de las personas que lo ayudarían en esta misión.
Ha sido aprobado por Su Eminencia el Cardenal Ricardo Vidal, después de extensas investigaciones, ha declarado a la experiencia de Stanley auténtica. Incluso la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas ha dado su aprobación oficial y una recomendación especial.
Ver los principales mensajes aquí: Mensajes a Stanley Villavicencio
Stanley tiene apariciones de Jesús a las 3 de la mañana, del que recibe sus mensajes que se centran en la Divina Misericordia.
Stanley vive en Cebu, Filipinas, y es padre de 13 hijos. Es es descripto como una persona muy humilde, amable y con una inocencia casi infantil.
Es miembro de la Cruzada de la Divina Misericordia de la Arquidiócesis de Cebú, y desde 1993 ha dedicado tiempo completo a la difusión mundial de la devoción a la Divina Misericordia.

MURIÓ DURANTE TRES DÍAS
Durante tres días, Stanley Villavicencio estuvo en estado de coma hasta que finalmente, los médicos lo declararon clínicamente muerto. Y sin embargo hoy vive para contar su historia a todos los que quieran escuchar.
El 2 de marzo de 1993, fue despertado temprano porque era su turno para recibir la estatua de la Virgen en el barrio Dawn Rosario. Pero él no pudo levantarse, se quedó a dormir. Por la mañana se encontró convulso, con espuma en la boca y vómitos de sangre. El pulso no se podía sentir. Así que su familia lo llevó al Hospital Chong Hua, donde en la Sala de Emergencias dejó de respirar. Así que fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos. Allí, su respiración fue ayudada artificialmente a través de un dispositivo llamado Ambu-baging.
Su padre y su hermana menor, ambos médicos, volaron desde Negros Oriental. No había mucho que pudieran hacer médicamente debido a que cuatro especialistas médicos ya estaban atendiendo a Stanley.
Cuando estaba en coma, su grupo Dawn Rosario rezaba por él. Su situación también fue transmitida por la radio y la gente, incluso extranjeros, oraron por él mucho.
Cuando Stanley se volvió azul de pies a cabeza, y todos sus órganos vitales no mostraron signos de vida, sus familiares se resignaron a lo inevitable.
Su esposa preparó su la parcela en el cementerio de la familia para su entierro y el funeral. Pero a pesar de todos estos preparativos para su entierro, la familia no estaba de acuerdo con que se eliminaran los sistemas de soporte vital.
Mientras Stanley estaba muerto para el mundo, dijo que vio una luz blanca, no deslumbrante. Luego una niebla pesada, que poco a poco reveló a una figura de blanco, que reconoció fácilmente como Jesucristo.
Stanley, por cierto siempre ha sido devoto al Sagrado Corazón. Es una devoción que comenzó cuando estaba en la escuela de grado en la Academia del Sagrado Corazón en Bais, Negros Oriental.
Stanley describe al Jesús que vio muy similar a la imagen de Jesús que se ve en la pintura, salvo que su pelo es negro, no marrón o rubio, y básicamente lacio (y largo), aunque ondula un poco con la brisa. Los ojos son azules, la tez es casi transparente y su complexión es delgada y fuerte. La nariz es la misma que uno ve en fotos y también lo son los labios, salvo que los labios son mucho más rojos.
Jesús llevaba un vestido blanco que parecía luminoso y rayos irradiaba de su pecho, los rayos eran todos blancos, no de colores como en algunas de las imágenes de Jesús. Stanley dice que miró la mano de Jesús para ver si había alguna marca de la herida, pero no había ninguna. Tampoco Jesús usa joyas. También quería ver los pies, por la misma razón: para ver si había alguna marca de los clavos. Pero la vestimenta de Jesús era larga por lo que no vio nada.
Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaban en una especie de jardín, y pisando lo que parecía pasto Bermuda. El lugar era perfumado y estaba fresco como si hubiera “aire acondicionado”, y atrás de Jesús había un hermoso jardín con todo tipo de flores, incluso grandes, grandes rosas de todos los colores imaginables.
Luego, sin decir una palabra, Jesús levantó su mano izquierda al cielo y las nubes que parecían reunirse allí, giraron para revelar una pantalla gigante donde la vida de Stanley se apareció ante sus ojos. Cada vez que hizo mal, la imagen en movimiento parecía ir lento, y se volvía aún más lenta si se trataba de un mal mayor, no había forma de escapar de la realidad del mal; el tiempo, incluyendo la fecha, los minutos y segundos se mostraban también en la pantalla. Su vida entera pasó delante de él, no una sino tres veces, aunque en las siguientes dos veces, la historia de su vida rodó más rápido.
Luego se vio a sí mismo en la pantalla en la capilla del Sagrado Corazón que ayudó a construir. Era de noche y al pasar por la capilla, vio a la gente jugando en el interior, pero se limitó a serguir a toda prisa por no atreverse a decirles a sus vecinos que no jugaran en la capilla.
Luego, la misma escena. Todavía estaba pasando por la capilla, pero esta vez, los de la capilla no solo haciendo juegos de azar, sino también bebiendo. Y se unió en el consumo. Señaló que en este punto, se vio un primer plano gigante de él bebiendo.
Por tercera vez, la misma escena aparecía. Esta vez, el coche de un vecino se encontraba estacionado dentro de la capilla y el justo pasaba. La imagen, dijo, se hizo pulsante, con tomas de cerca y de lejos, era vertiginosa. Y Jesús dijo que él no quería que su capilla fuera usada para otra cosa que las actividades relacionadas con la capilla, que él quiere que la gente rece allí todos los días, y que si esto no fuera posible, entonces al menos una vez a la semana. También dijo que quería que la capilla fuera el doble de su tamaño actual y la puerta que fuera en forma de corazón.
Stanley sabía que los fondos de la capilla eran solo nueve pesos, pero él dijo “Sí”. Jesús luego desapareció en la niebla, después de decir a Stanley “vuelve allí porque todavía hay muchas cosas por hacer. Si tengo algún mensaje para ti, te aparecerá en un sueño”.
Cuando Stanley se despertó de su coma, se sentía totalmente bien. Se quitó la dextrosa y el tubo endotraqueal de la nariz que iba al fondo en su estómago. Cuando una enfermera lo vio, salió corriendo y volvió con un montón de médicos y enfermeras. Un médico lo examinó, con un estetoscopio, luego lo dejó a un lado y utilizó otro. Le hicieron una batería de pruebas, no una vez sino dos veces. Su esposa, que había traido su Barong, estaba atónita. Ella no podía creer lo que pasó.
Cuando por fin todas las pruebas fueron negativas, a Stanley le dijeron que podía ir a casa y ya que su esposa aún estaba aturdida, bajó el mismo para pagar su cuenta. Como su dinero en efectivo era insuficiente, tuvo que ver el Sr. Lim Liu, un amigo de él que es un accionista del hospital. El Sr. Lim Liu apenas no podía discernir si se trataba de Stanley o su fantasma delante él, porque había sido informado acerca de la condición de Stanley.
Con todo lo que sucedió en el hospital, Stanley decidió conducir a su casa. La esquina de la calle de Tabada y la carretera Tagonol estaba llena de gente que salió corriendo cuando lo vieron. Entonces, cerca de su casa, se detuvo una mujer que caminaba, embarazada, que se asustó y no podía creer lo que veía. Acababa de ir al mercado para comprar flores para su funeral. Los otros vecinos en la esquina de la calle, estaban esperando su ataúd para poder acompañar el féretro hasta la capilla.
El momento en que revivió casualmente era un primer viernes, y tres días de la hora (8 de la mañana) después de haber sido admitido en el hospital.

LA ACTIVIDAD POSTERIOR
Pronto, Stanley fue trabajar a la capilla, según lo ordenado por Jesús. De alguna manera, el dinero sólo alcanzó para pagar a los trabajadores, y los suministros como el cemento fueron donados en forma anónima. Por último, se hiz la puerta en forma de el corazón, la capilla se ha convertido en una atracción turística, y la forma de la puerta asegura que ningún coche pueda entrar y quedar estacionado allí.
Stanley dice que ha visto a Jesús en su sueño muchas veces más desde la primera aparición. Y ha ido a testimoniar ante todo tipo de público en una variedad de lugares, incluyendo Bohol, Negros Oriental, Siquijor, Leyte y Mindanao, y en el exterior de Filipinas.
En su sueño, Jesús se le apareció diciendo: “Hijo Mío, te he traído de vuelta a la vida, porque tienes una gran misión. Tú eres uno de mis pocos segadores escogidos”. Jesús entonces le dijo para promover la devoción a Su Divina Misericordia y antes de que él diera cualquier testimonio, debía tener en la organización, una foto laminada de Jesús de la Divina Misericordia, y dar a cada uno en la audiencia una copia de los rosarios de la Divina Misericordia.
En eso Stanley protestó porque no tenía los medios para pagar por todas estas cosas que tenía que dar. A lo cual Jesús le dijo que se pusiera en contacto con Mandaue Galleon Trade, Inc. para los rosarios y la Sra. Valentina Plaza (que Stanley sabía quien era pero había perdido contacto) para las imágenes laminadas de la Divina Misericordia. También con la señora Inday Ilagan quien le podría ayudar.
Fue sólo en ese momento que Stanley se dio cuenta de que era Jesús de la Divina Misericordia que se le apareció cuando estaba en estado de coma, en marzo.
Cuando se despertó, Stanley llamó a Mandaue Galeón Comercio, en Cabancalan, ciudad Mandaue, es una corporación de propiedad de las familias Gamalloo y Oyson. La mujer que contestó el teléfono le dijo que la oficina había recibido cajas y cajas de este rosario de Manila y Davao en la mañana y que no sabía qué hacer con ellos. Ahora que ella sabía que era destinado para él, le daba la bienvenida para solucionar sus necesidades.
Cuando Stanley se puso en contacto con la señora Plaza, también le dio una respuesta afirmativa, diciéndole que estaba dispuesto a pagar, si era necesario, por las fotos laminadas.
¿Qué clase de hombre es Stanley, que debía ser bendecido de esta manera?
Él es básicamente un hombre muy sencillo dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Nacido en Bais, Negros Oriental, Stanley era un empleado de AVSECOM (el Comando de Seguridad de la Aviación) antes de entrar en coma. Con todos los testimonios que ha tenido que dar desde entonces, ha tenido que dejar su trabajo, concentrándose, en cambio, en su testimonio y la terminación de la capilla.
Con 5’ 7’’, Stanley es sólo una o dos pulgadas más bajo que el Jesús que vio. Cuando testimonia, lo hace en Cebuano ligeramente acentuado. A veces, dice que ya no es el que está hablando. Jesús, añade, es como el lebrel del cielo (en la poesía de Francisco Torres), sin cesar y sin descanso buscando almas que espera encontrar. Su Divina Misericordia, en particular a las 3 de la tarde, la hora en que murió, viene a todos los que la buscan.
Los encuentros de Stanley con Cristo le han dejado el corazón pesado por todos sus pecados y errores. Él está tratando de hacerlo mejor y, aunque es esencialmente el mismo Stanley, ahora se dedica a difundir la noticia de la misericordia de Dios, para todos nosotros, para que podamos alcanzar los fines para los que nuestro Señor Jesús Cristo abrió esta devoción a Su Divina Misericordia, que es “preparar al mundo para la venida del Señor” en cumplimiento de lo que dijo: “Pero antes de venir como juez justo, en primer lugar voy a abrir las puertas de mi Misericordia … Que ningún alma tema acercarse a mí, aunque sus pecados sean como escarlata.”
En resumen, la esencia de la devoción a su Misericordia Divina es plena confianza en que su misericordia es inconmensurable e infinitamente mayor que todos los pecados que puedan ser cometidos por una criatura simple. Jesús dice: “Que los más grandes pecadores pongan su confianza en Mi Misericordia … Si su confianza en grande, entonces mi generosidad no conocerá límites.”

LA MISIÓN
Su director espiritual, Monseñor Cris García, fue elegido personalmente por Jesús, para ayudar a la misión de Stanley.
Monseñor García, quien presuntamente recibió del Señor algunos dones místicos (locuciones interiores y levitación), tiene la tarea de reforzar y aclarar el mensaje de Jesús recibido por Stanley, que se entrega al cardenal Vidal para discernir oficialmente.
La familia del obispo García es una de las más ricas en las Filipinas. Su padre se dice que ha gastado millones de dólares para alejarlo del sacerdocio. Pero Monseñor García, sin ser influenciado por la oposición de sus padres, decidió renunciar a toda la riqueza, se convirtió en sacerdote y fundó la Congregación de los Ángeles de la Paz.
Stanley dio testimonio en cerca de tres mil reuniones con personas de todas las religiones y cultura y muchas de estas personas, después de escuchar su testimonio, recibieron curaciones extraordinarias y conversiones.
Una pintura en su poder, que representa a Jesús, que mide un metro por un metro, ha registrado varios fenómenos sobrenaturales, a través ella se han realizado muchas curaciones milagrosas a personas que veneraban esta imagen. A veces la imagen se ilumina misteriosamente o la imagen de Jesús desaparece y algunas personas vieron a Jesús cobran vida y sanar a las personas que sufren de ceguera y discapacidad física.
Stanley en su “encuentro de testimonio” exhorta a todos a realizar actos de misericordia y de aprovecharse de la indulgencia del año jubilar, en especial atravesando la “puerta santa” designada a tal efecto en todas las diócesis del mundo.
TOMADO: FOROS DE LA VIRGEN MARÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos, dejen sus comentarios y sugerencias con el debido respeto,con gusto los tendré en cuenta, Dios los bendiga.

Stay Connected

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...