sábado

TESTIMONIO DE JIM CAVIEZEL / LA PASIÓN DE CRISTO



  Entrevista con Jim Caviezel sobre Medjugorje

19/02/2011
Por su interés, reproducimos la entrevista que el actor de la película de "La Pasión de Cristo", Jim Caviezel, concedió al canal de televisión católica María+Visión, que muy amablemente nos ha dado el permiso para su publicación.

Jim, nosotros en María Visión estamos muy enamorados de la Virgen de Medjugorje, en realidad este es un canal nacido del amor de la Virgen de Medjugorje. He oído que has recibido muchas gracias ahí en algunas peregrinaciones que has hecho con tu familia. ¿Crees que la Pasión proviene de los dones que has recibido ahí en Medjugorje, que ha sido una de las semillas importantes de tu carrera de la televisión?

No hubiera hecho la Pasión de Cristo si no hubiera tenido nada que ver con Medjugorje. Iba a decir si no hubiera ido ahí, pero son ellos los que vinieron a mi. Ivan vino a verme cuando grababa La venganza del conde de Montecristo en Irlanda, y yo no creí. Y luego, durante una aparición.. ¿Por qué me fui? En realidad me fui a la aparición por primera vez a la iglesia y no ví ni sentí nada. Pensé que todo era por mis pecados. Es muy difícil, porque estás ahí, pensando tengo tantos pecados, y no soy el tipo de persona santa para esto. Me parecía bonito que otra gente lo tuviese, pero yo nunca he llegado a tenerlo. Pero la cosa que me impactó más, durante la aparición, cuando él supuestamente veía a la Virgen, digo supuestamente porque en aquel momento yo no estaba seguro de que la viera. Cuando los minusvalidos se levantaron de sus sillas y se pusieron de rodillas, eso me conmovió muchísimo. Y fue entonces cuando encontré Medjugorje, justamente ahí. Al ver la fe que tenía la gente, eso rompió mi corazón. Yo también me puse de rodillas, y fue así como sentí a Dios. Yo no la vi, ni siquiera estaba seguro que él viese algo, pero miré a la gente que lo creía. Después de eso, él se acercó, bajó las escaleras y se acercó a mi y me dijo -tengo que verte el domingo. Y le dije – Pues le tendrás que decir a María, tu Maria (porque yo no la conocía como la Madre). La imagen que tenía de la Virgen era que no necesitaba ir a verla, sino a Jesús, porque es Jesús en el que creía, y no en Maria. Así que él se acercó, me dijo -tengo que verte-, y le dije - Yo trabajo siete días en la semana en esa película, y tendrás que hablar con Dios sobre eso-. Y ocurrió. Pude verle, y le hacía preguntas, miraba la gente muy respetuosa y reverente. Y a mi no me importaba nada de eso. Le pregunté si María venía del cielo como el Starstruck, como en la película, y el tuvo una sonrisa grande con mucho amor, y me dijo - Me gustaría que estuvieras a mi lado durante la aparición-. Yo quería creer, quería creer, quería confiar tantas veces en la gente, pero tantas veces rompieron mi corazón. Así que me hice duro, fuerte, amargado, a mí no me puedes engañar. Estuve al lado de Ivan y le miraba a él, y noté la diferencia cuando él supuestamente la vio. Su mirada estuvo fijada en el aire y empezó a mover la boca. Miré, pero yo no pude ver nada y mirándole a él, miré en su dirección, y le dije -¿Entonces lees la boca, o algo así?- Él no me contestó pero le vi moviendo la boca. Luego me enteré que el podía oírse a sí mismo cuando hablaba y ella bajaba el volumen. Y dije - Si estás ahí, ven a mi corazón - lo pensé, pero no lo sentí. Dije - Si estás ahí, haz algo. Aquí estoy, esperando-. Y en mi alma sentí una explosión de amor, me levanté y empecé a llorar. Y eso fue todo. Dije -No sé cuantas veces he pedido a Dios que entre en mi vida y yo no he sentido nada-, pero me puse a pensar , ¿por qué lo he sentido ahora? Y me dijo Ivan - Jim, uno siempre encuentra tiempo para lo que ama. -¿A qué te refieres?- Por ejemplo, si un hombre está muy ocupado, y encuentra el amor, se enamora de una chica, él encontrará el tiempo para esa chica, ¿no crees?- Dije – Sí - . Uno siempre encuentra el tiempo para lo que ama y la razón para que el hombre no encuentre el tiempo para Dios, es porque no le ama.- Y eso me impactó. Me dijo - Jim, Dios te pide que reces con tu corazón y no con tu cabeza- -¿Y cómo llego hasta mi corazón?- -Sólo tienes que empezar a rezar-.


El día siguiente fue horrible para mía. Me sentí como si alguien hubiera cogido un cuchillo y hubiera cortado mi corazón y lo hubiera sacado de mi cuerpo. Me sentí como si todos los miembros de mi familia hubieran muerto. Sentí la falta de amor. Y sabía que eso era un milagro, eso era un sufrimiento, tremendo. Eso vino de Dios y pude sentir Su corazón, roto por mi. Por todas las cosas que he hecho. Pero tuve que superarlo. Y cuando grabábamos El Conde, dije – Esta película está fracasando, es una película terrible, ¿me puedes ayudar? Estuve de rodillas y ví a Richard Harris, y le enseñé la imagen de la Virgen de Medjugorje. Era la imagen de la Virgen con sus manos extendidas hacia una chica. Era una imagen al azar que me había enseñado mi mujer, y Richard dijo - yo creo en Fátima, creo en Lourdes. Pude ver la chispa en él, pero como si necesitara el seguro del fuego, como muchos de nosotros.

Creo en Dios, pero solamente porque creo que si no creyera, iría al infierno. ¿Entiendes? Tenía miedo, pero sentí que eso fue el principio, que Dios me preguntaba - ¿me amarás como al Padre, me amarás como a tu papá, me amarás como amas a tu padre, tú no sabes que yo te amo tanto? El día siguiente me vino, pero pude sentir el corazón más roto por todos los a?os que habíamos estado separados. Al día siguiente me desperté y sentí un gozo enorme en mi corazón, más grande del que jamas había sentido, y así pasó todo el día. Normalmente al final del día estudiaba mi guión, pero estuve tan agotado de tanto dolor que ya no me importaba más. Me acosté y me dije a mi mismo – ya no puedo más, y me colapsé. Me desperté, y me sentí como si hubiera recibido más descanso como nunca antes, y me sentí muy bien, mejor que me sentía hace a?os. Cada mañana hago ejercicio, monto en bici, hago pesas, porque lo necesito para las escenas de la película, y algo extraordinario ocurrió. Mi mujer había dejado su rosario. Y lo cogí. Ni siquiera sabía como rezar los misterios. Sólo sabía que tenía el Padrenuestro y diez Avemarías. Y eso fue lo único que hice. Pero Ivan me dijo – no te preocupes por orar, reza sólo cinco minutos. No tienes que rezar durante cinco horas, reza cinco minutos. Me senté y recé, y por dentro me sentí unido con Dios. Sentí un amor que nunca antes había sentido. Así encontré Medjugorje por primera vez. Me dí cuenta que tenía no solamente al Padre, sino a la Madre también. La Madre eterna, que me ama. Una hora de ejercicio en bici, se pasaron como dos minutos.. y cuando me acosté por la noche.. dormí muy bien. Mi ejercicio parecía como de dos minutos.. Entré en el coche y dije al conductor, le chocó cuando dije, – ¿vas a rezar el rosario con nosotros? Lo vamos a hacer todos los días a partir de hoy.- La primera cosa que noté – la paz. El amor, la paz. Primero el amor, luego la paz, y después la tranquilidad. Una persona diferente. Ocurrieron cosas, más paz, más amor. Ocurrieron cosas maravillosas. Cuando se empeoró, eso fue la oportunidad en que entró el gozo, así que no me preocupé. Fuimos a Malta. Esperábamos que la película se mejorara. El director se me acercó, y me dijo – cuando estés en esta escena particular, en la escena cuando el conde Montecristo tiene que decidir si va con el amor de su vida o la dejará para perseguir su venganza, y esto no está escrito en el guión, el director me dice – voy a poner la imagen en la bóveda que vas a mirar. No hay imágenes buenas en esta casa, pero encontré una, unas diez puertas más adelante, se trataba de una mansión grande. Y me dijo – voy a poner esa imagen, las cámaras la están grabando ahora, la pondré ahí. Me acerqué y ví dos camaras grabando la bóveda, iluminada, para que los espectadores piensen que la imagen está ahí y dice- esto es lo que ellos pensarán que estás mirando, pero quiero que veas lo que ellos piensan que estás mirando. En toda la casa no hay ninguna imagen religiosa, excepto en una habitación, y es la imagen de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Y me quedé sorprendido y muy orgulloso de poder compartir ese tiempo de la grabación con la Madre María. Ni siquiera lo quitaron de la pelicula, ¡ahí está! Eso fue la preparación par el papel de Jesús en la Pasión. Yo tuve que prepararme. La conversión necesita tiempo, la conversión necesita tiempo...

Hablando contigo me doy cuenta de que has cambiado tu vida pensando en tu vida futura. Ahora que estás dejando la selva de Holywood, tu selva privada, ¿es difícil ser un humano en ese momento?

Has mencionando Hollywood como la selva, pero Jesús dijo - id y proclamad la palabra de Dios. Obviamente se va a la gente que no cree. Hollywood a mi no me molesta tanto como a otra gente. Lo que me molesta a mi es la gente de nuestra propia fe. Lo que me molesta es ver a la gente poniéndose en contra de la enseñanza de la Iglesia. La gente está llena de aborto, pero no lo dice así. Son demasiado cobardes para decirlo así. Dicen pro-choice, a favor del aborto. Pero les pregunto de todos modos – ¿está Jesús a favor del aborto? ¿Está Maria a favor del aborto? ¿Cómo podéis decir que María está a favor de esta elección? María hubiera tenido todo el derecho a abortar a su bebé. Ella estuvo en una situación dura. ¿Hablando de la lapidación? ¡Ella hubiera sido lapidada hasta la muerte! ¿Quién le habría creído a ella? ¿Quién habría creído que el Espíritu Santo vino sobre ella y que el Ángel Gabriel se apareció ? ¿Cómo creer esto? Pienso que estoy más preocupado por mis propios malos actos. Imagínate realizando el papel de Jesús, pasando por todo eso, e imagínate yendo a Medjugorje y encontrando toda esa gente. Viéndote a tí mismo, tu propio rechazo de Cristo, tu propia caída en el pecado, a pesar de pasar por todo, ese es el dolor más grande. Pero mantengo las palabras del Señor a san Pablo “mi gracia te basta“. Es muy difícil y humillante, así que ni siquiera tengo que trabajarlo, porque me ha sido dado, porque sé que no soy tan bueno. Haré algo y quizás algo bueno salga. Cuando hice la Pasión, le dije a Ivan,el vidente, yo no puedo hacer ese papel, quién soy yo para hacer de Jesús, es una locura, ya sabes cómo he sido hasta ahora! Somos amigos y ya me conoces. Y me dijo algo muy simple y tan bonito, dijo – sabes Jim, ¡Dios no siempre elige lo mejor! ¡Y es la verdad! Él te ha elegido, y ¿qué puedes hacer ahora?

¿Tienes un mensaje para los jóvenes del mundo?

Me vienen a la cabeza las palabras de Juan Pablo ll, cuando dice – „¡No tengáis miedo! ¡No estéis satisfechos con la mediocridad! Remad mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.“
Tomado: SITIO OFICIAL MEDJUGORJE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos, dejen sus comentarios y sugerencias con el debido respeto,con gusto los tendré en cuenta, Dios los bendiga.

Stay Connected

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...