lunes

MILAGROS EUCARISTICOS




Año 1153. Colonia, Alemania. La ciudad de Bolonia famosa por muchos conceptos, se hizo muchos más célebre en toda la Cristiandad por un prodigio ocurrido en el año 1153, que conmovió profundamente a sus moradores. 

Un joven, hijo de un judío convertido al cristianismo habiéndose acercado a la Sagrada Mesa en la festividad de Pascua quiso llevar a su casa la Hostia Sacrosanta con intención de servirse de ella para un sortilegio; mas apenas hubo salido de la Iglesia, sintiose apoderado de un terrible estupor, y no sabiendo que hacer de la Forma Consagrada si dirigió al cementerio y la enterró ahí, creyendo el infeliz que con esta acción acallaría los remordimientos de su conciencia. 


El Sacerdote que le había administrado la Comunión, advertido del sacrílego intento de aquel joven le siguió de cerca, entró a su vez en el cementerio, y al desenterrar la Santa Hostia, la encontró cambiada en un Niño de admirable belleza. Tomole al punto en sus brazos con profunda reverencia para llevarlo a la Iglesia, pero de repente una Luz extraordinaria rodeó al Niño Divino, que saliendo de los brazos del Sacerdote se elevó al Cielo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos, dejen sus comentarios y sugerencias con el debido respeto,con gusto los tendré en cuenta, Dios los bendiga.

Stay Connected

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...