miércoles

INFIERNO,Y PURGATORIO.ESTUVE MUERTO Y LO EXPERIMENTÉ

YO EXPERIMENTÉ LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTEImprimir
Escrito por El Observador   
Domingo 14 de Noviembre 2010
ImageTestimonio del sacerdote católico José Maniyangat
Nací el 16 de julio de 1949 en el estado de Kerala, India. Fui ordenado presbítero el 1 de enero de 1975. En 1978 me convertí en un miembro activo del movimiento de la Renovación Carismática.
El día de la Divina Misericordia, domingo 14 de abril de 1985, me dirigía al norte de Kerala para celebrar Misa, y tuve un accidente fatal. Yo iba en motocicleta, y fui embestido de frente por el jeep de un hombre borracho. Me llevaron a un hospital que quedaba a 35 millas. En el camino, mi alma salió de mi cuerpo y experimenté la muerte. Inmediatamente me encontré con mi ángel de la guarda. Veía mi cuerpo y la gente que me llevaba al hospital. El ángel me dijo: «Voy a llevarte al Cielo, el Señor quiere hablar contigo». También me dijo que en el camino me mostraría el Infierno y el Purgatorio.
Homosexualidad y aborto, pecados que suelen llevar al Infierno
Primero, el ángel me llevó al Infierno. Espantosa visión. Vi a Satanás, a los demonios, un fuego infernal, gusanos que se arrastraban, gente que gritaba y peleaba; otros eran torturados por demonios. El ángel me dijo que todos estos sufrimientos se debían a pecados mortales cometidos sin arrepentimiento. Entonces comprendí que había siete grados de sufrimiento, según el número y la clase de pecados mortales cometidos en vida. Fue una experiencia espantosa. Vi a gente que conocía, pero no puedo revelar su identidad. Los principales pecados por los que fueron condenados son el aborto, la homosexualidad, la eutanasia, el odio, el rencor y el sacrilegio. El ángel me dijo que si se hubieran arrepentido habrían evitado el Infierno, y hubieran ido al Purgatorio. También entendí que algunas personas que se arrepienten pueden ser purificados en la Tierra a través del sufrimiento; de esta manera pueden evitar el Purgatorio e ir derecho al Cielo.
Me sorprendió ver en el Infierno hasta a sacerdotes y obispos; algunos a quienes nunca esperaba ver. Muchos de ellos estaban allí por haber guiado con enseñanzas erróneas y mal ejemplo.
Se sufre inmensamente porque no se ve a Dios
Después de la visita al Infierno, mi ángel de la guarda me escoltó al Purgatorio. Acá también había siete grados de sufrimiento, y el fuego que no se extingue. Pero es mucho menos intenso que en el Infierno, y no hay peleas ni luchas. El principal sufrimiento de estas almas es su separación de Dios. Aun cuando sufren, saben que un día podrán ver cara a cara a Dios.
Tuve una oportunidad de comunicarme con las almas del Purgatorio. Me pidieron que rezara por ellas, y que también dijera a la gente que rezara, para que ellas pudieran pronto ir al Cielo. Cuando rezamos por estas almas recibimos su agradecimiento por medio de sus oraciones, y una vez que las almas entran al Cielo sus oraciones llegan a ser todavía más meritorias.
«Después, mi ángel me escoltó al Cielo. Nunca en mi vida experimenté tanta paz y alegría. Los ángeles cantaban y alababan a Dios. Vi a todos los santos, especialmente a la Santa Madre, a san José, y a muchos piadosos santos obispos y sacerdotes que brillaban como estrellas. Y cuando aparecí ante el Señor, Jesús, me dijo: «Quiero que vuelvas al mundo. Serás un instrumento de paz y sanación para mi gente. Caminarás en tierra extranjera y hablarás una lengua extranjera». La Santa Madre me dijo: «Haz lo que Él te diga. Yo te ayudaré en tu ministerio».
Nuestro verdadero hogar no está aquí, en la Tierra
No hay palabras para poder expresar la belleza del Cielo; excede millones de veces nuestra imaginación. Nuestro Señor es mucho más indescriptible de lo que cualquier imagen puede transmitir.  El Cielo es nuestro verdadero hogar, todos hemos sido creados para alcanzar el Cielo y gozar de Dios para siempre. Entonces, volví con mi ángel al mundo.
Mientras mi cuerpo estaba en el hospital, el médico dictaminó que yo estaba muerto. Notificaron a mi familia, y como estaban muy lejos, el personal del hospital decidió llevar mi cuerpo muerto a la morgue. Como el hospital no tenía aire acondicionado, sabían que el cuerpo se iba a descomponer rápidamente. Mientras llevaban mi cuerpo muerto al depósito de cadáveres, mi alma volvió al cuerpo. Sentí un dolor atroz, tenía muchas heridas y huesos rotos. Empecé a gritar, la gente se asustó, y, gritando, salió corriendo. Una de las personas se acercó al médico y le dijo: «El cuerpo muerto está gritando». El médico vino y comprobó que yo estaba vivo.
Extractado de Moral y Luces

2 comentarios:

  1. que no sean tan mentiroso que pulgatorio no existe la biblia no habla de ningun pulgatorio tampoco de angel del guarda esos son puros cuentos chinos para engañar a la gente arrepientete y no hables mentira que Dios te juzgara por esas mentira todavia no hay nadien en el infierno por que no ha habido juicio como ban a mandar gente al infierno sin todavia tener un juicio mentiroso.

    ResponderEliminar
  2. TODO ESTE TESTIMONIO ES PARA EDIFICAR Y CORREGIR A LA GENTE QUE SE NOS OLVIDA DE LAS POSTRIMERIAS DESPUES DE NUESTRA PROPIA MUERTE. EL PURGATORIO ES UNA PALABRA COMO LA NAVIDAD, QUE NO EXISTEN EN LA BIBLIA; PERO SUS CONCEPTOS ESTAN MAS QUE CLAROS EN LA BOCA DE JESUS, HAY PECADOS QUE NI EN ESTA NI EN LA OTRA VIDA SE PERDONAN, ES DECIR HAY PECADOS QUE EN LA OTRA VIDA SI SE PERDONAN, LO DIJO JESUS, NO UN MORTAL COMO UN SIMPLE PASTOR PROTESTANTE. EN CUANTO AL ANGEL, DIOS DIJO QUE LOS ANGELES DE LOS PEQUEÑOS ESTAN DIA Y NOCHE FRENTE A SU TRONO, ES DECIR TENEMOS ANGELES QUE NOS GUARDAN DE TODO MAL Y PIDEN POR NOSOTROS, QUE NO HAY NADIE EN EL INFIERNO, ¿QUIEN TE DIJO?, SATANAS EL PADRE DE LA MENTIRA?, SI LOS HAY LAMENTABLEMENTE, EL RICO EPULON ES UN CLARO EJEMPLO, PREGUNTALE A UN JUDIO QUE PIENSA DE ELLO Y DESENGAÑATE, EL JUICIO FINAL ES PARA DICTAR SENTENCIA ABSOLUTORIA (PURGATORIO) O SENTENCIA CONDENATORIA (INFIERNO). HASTA EN LA VIDA ORDINARIA SE ENTIENDE QUE NO ES LO MISMO SEPAROS QUE PENAL, PREGUNTALE A UN ABOGADO. TE INVITO A LEER MAS LA BIBLIA QUE LA IGLESIA CATOLICA DIO EL ORDEN QUE CONOCEMOS CON SAN JERONIMO A LA LUZ DE LA VELA Y NO NINGUN PROTESTANTE, QUE NO EXISTIAN EN AQUEL ENTONCES, EL PROTESTANTISMO ES DEL SIGLO XVI PARA ACA. QUE NO TE ENGAÑEN COMO A UN CHINO, SIN OFENDER A LOS CHINOS, ES UN DICHO MEXICANO.

    ResponderEliminar

Bienvenidos, dejen sus comentarios y sugerencias con el debido respeto,con gusto los tendré en cuenta, Dios los bendiga.

Stay Connected

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...